Niños e Internet: preguntas más frecuentes

¿A qué edad debo dejar que mis hijos se conecten a Internet?

Los niños se conectan a Internet a edades cada vez más tempranas; de hecho, actualmente el segmento con mayor crecimiento de los usuarios de Internet son los niños en edad escolar.Muchos utilizan Internet en el colegio cuando tienen 6 Años, por lo que probablemente querrán conectarse en casa también a esa edad. No obstante, los menores de 10 Años por lo general no disponen de criterios fundamentales para estar en línea por sí mismos, por lo que usted debe participar por completo ... Siéntese con ellos cuando estén conectados. Asegúrese de que sólo van a los sitios que usted ha elegido. Enséñeles que nunca deben compartir información personal a través de Internet…

¿Debo dejar que mis hijos tengan sus propias cuentas de correo electrónico?

Los niños pequeños deben compartir una dirección de correo electrónico familiar en vez de tener una cuenta propia. A medida que crezcan y deseen más independencia, puede asignarles una dirección propia. El correo puede seguir estando en la bandeja de entrada de la familia.

¿De qué reglas domésticas debo disponer para el uso de Internet?

Negocie un acuerdo de conexión con sus hijos que establezca los derechos y las obligaciones del uso del equipo en casa. Asegúrese de que en el acuerdo se indica claramente:

  • Qué sitios pueden visitar cuando se conecten y qué pueden hacer en ellos.
  • Cuánto tiempo pueden estar conectados a Internet.
  • Qué hacer si sucede algo que incomode a sus hijos.
  • Cómo estar pendiente de la seguridad en entornos interactivos.
  • Cómo comportarse de forma ética y responsable.
  • La opinión de sus hijos es fundamental para el éxito del acuerdo. Imprímalo y colóquelo cerca del equipo de la familia para que todos se acuerden de las reglas.
  • Revíselo periódicamente y actualícelo a medida que crezcan sus hijos

¿Qué edad debe tener mi hijo para utilizar los servicios de mensajería instantánea como MSN Messenger o ingresar a Redes Sociales como Facebook?

13 años.- Cuando los niños comienzan a utilizar estas herramientas , su función consiste en ayudarles en las directrices de seguridad y protección de la privacidad, así como para fomentar el uso responsable de la tecnología. Sugerencias de reglas:

  • No rellenar un perfil personal o un perfil de directorio de miembro (estos perfiles los puede ver cualquiera que utilice el servicio).
  • No hablar nunca con nadie en línea cuya dirección de correo electrónico o nombre de mensajería instantánea sea desconocido. Como padre, debe revisar la lista de contactos de sus hijos periódicamente para asegurarse de que conoce a todas las personas con las que pueden hablar.
  • Revisar atentamente una petición para la lista de nuevos amigos antes de permitir a esa persona que se incorpore a la lista
  • Si no se desea agregar a alguien, basta con hacer clic en la opción para bloquear a dicho contacto en la lista de mensajería instantánea.
  • Nunca utilizar la mensajería instantánea para difundir rumores, chismes o mensajes que promuevan el odio.

¿Puedo leer las conversaciones de mensajería instantánea de mi hijo en MSN Messenger?

Sí, MSN Messenger está configurado para guardar automáticamente las conversaciones de mensajería instantánea en una carpeta del equipo. La ubicación predeterminada de esta carpeta normalmente es: C:\Mis documentos\. (Para ver dónde se encuentra exactamente la carpeta, abra MSN Messenger, haga clic en el menú Herramientas, haga clic en Opciones y, a continuación, vaya a la ficha Mensajes.) Tenga presente que los niños pueden deshabilitar fácilmente la función que permite guardar las conversaciones de mensajería instantánea. Al final, un buen diálogo abierto con sus hijos es mucho más constructivo que espiarlos. Siempre están un paso por delante nuestro en lo que se refiere a tecnología. Debe disponer de buenas reglas, confiar en que sus hijos las seguirán y revisarlas activamente con ellos. Es más eficaz disponer de reglas claras acerca del uso de Internet y establecer una comunicación abierta con sus hijos.